Diástasis

La diástasis abdominal o diástasis de rectos es la separación de los músculos rectos del abdomen como consecuencia de un daño en el tejido conectivo que los mantiene unidos entre sí, la denominada línea alba.

 
Factores de riesgo de la diástasis
  1. Aumento de peso. Cuando subimos excesivamente de peso, o hacemos cambios bruscos de peso de manera repetida, la musculatura y el tejido conectivo abdominal se ven estirados y puede acabar estirando la línea alba.
  2. El embarazo. La importante distensión abdominal propia del embarazo genera un estiramiento de estos tejidos. A veces es excesivo y otras, es demasiado rápido.
  3. El parto. Puede producirse en partos complicados, cuando estás muchas horas empujando. También sucede en las cesáreas.
  4. Trabajo abdominal incorrecto. La musculatura abdominal debe estar tonificada para mantener las lumbares y el suelo pélvico en buenas condiciones. Pero realizar abdominales clásicos, el típico “crunch”, puede acabar generando una separación de los rectos abdominales.
 
¿Qué hago si creo que tengo diástasis?

Debes ir al fisioterapeuta o al médico rehabilitador, para que realice una valoración manual y ecográfica del estado de tu abdomen.

Una vez tengas el diagnóstico, hay que empezar la rehabilitación de manera individualizada con un fisioterapeuta especializado, para que te explique que ejercicios abdominales son los más indicados en tu caso.

Ir arriba